DOCUMENTOS

Microeditorial de boletín scalae06 de septiembre de 2009

Una carta personal a l@s amig@s de SCALAE

Síntomas y diagnósticos de un cambio XVIII

Apreciad@s amig@s de SCALAE,
os escribo para comunicaros personalmente mi nombramiento como director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Zaragoza, la ETSAZ USJ, resuelto a finales de julio, hace escasamente un mes, y de manera especial compartir con vosotr@s algunas de las circunstancias que acompañan la nueva situación.

Ha sido un proceso rápido debido a que pese a que la Universidad San Jorge llevaba tiempo, años, esperando el resultado de la confirmación oficial de su propuesta de Escuela Superior de Arquitectura no ha sido hasta principios del pasado mes de julio cuando se ha producido dicha confirmación. A partir de ahí, y por la instrucción urgente de un consejo de expertos -arquitectos zaragozanos con reconocimiento social- convocado por la USJ a medidados de julio, que determinó mi nombramiento como idóneo para el cargo, hemos trabajado con mucha intensidad para poder resolver el reto planteado de un comienzo de curso programado para este mes de septiembre.

La decisión de aceptar el cargo, por mi lado, y de ratificarlo por parte de la USJ entiendo que se ha basado, en lo grueso, en tres aspectos que son constitutivos y esenciales para el proyecto y que es necesario mostrar abiertamente. El primero fué la petición de las personas responsables de la USJ de acordar previamente las bases estructurales, de contenido, programa y relación del proyecto para la Escuela, el segundo la necesidad manifestada por mi parte de componer una Junta de Escuela de la ETSAZ USJ con el concurso del arquitecto y activista zaragozano Santiago Carroquino como director adjunto, y el tercero la condición que tienen como entidades orientadas a la formación y sin ánimo de lucro tanto la Fundación San Valero como la Universidad San Jorge. Tres aspectos, condiciones mutuas de garantías, solvencia y responsabilidad, que habiendo sido resueltas o consustanciales en la USJ me animan en la resolución de un proyecto que deseamos ilusionante por riguroso, útil, participativo y, simultáneamente, productivo para con la formación de arquitectos en nuestro país.

Se ha de añadir a esas condiciones algo que como sabéis me ocupa como es la posibilidad de contribución desde la red, el activismo profesional, cultural y editorial, y ahora desde la ETSAZ USJ, en el refuerzo por el conocimiento e investigación del patrimonio de arquitecturas pasadas, actuales y futuras de las ciudades españolas, algo en lo que tradicionalmente han sido activas las entidades locales zaragozanas y aragonesas, en especial el COAAragón y la Universidad de Zaragoza, pero en lo que este refuerzo de profesores, estudiantes e investigadores desde la ETSAZ USJ, y en suma de masa crítica desde sus respectivos grado y posgrado, habrá de ser significactivo y eficaz.

Con dicho ánimo hemos imaginado un proyecto de escuela que se involucra con el futuro de sus estudiantes y profesores, planteando una exploración del conocimiento, prácticas, metodologías y recursos docentes y profesionales que apunta a la formación de personas de oficio del siglo XXI, con sentido ético y épico de la construcción y de la capacidad propositiva como fundamentos de su trabajo, que trabajarán como arquitectos a integrarse en estudios, equipos, instituciones  y empresas en unas condiciones de contexto y de espectativas profesionales y de integración en la sociedad bien diferentes de las que tan apenas hace diez años informaban los planes de estudios de las escuelas españolas de arquitectura y las reglas colegiadas de juego de los arquitectos españoles. La coincidencia del inicio de la ETSAZ USJ con un momento de profundo cambio -del que tanto hemos conversado y escrito en los editoriales y podcasts de SCALAE- es entonces un reto y una oportunidad colectivos que hemos asumido y que unida a la experiencia real de la Universidad San Jorge en el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación y a las características de la ciudad de Zaragoza por su estratégica situación geográfica en la encrucijada de Madrid, Barcelona, Bilbao, Pamplona y Valencia nos animan a pensar en un proyecto que trasciende las condiciones locales para apoyarse y orientarse en una situación directamente nacional e internacional.

Como ya suponéis, tenemos por delante un trabajo enorme, planteado en el entorno de una Escuela de Arquitectura de dimensión pequeña y por lo tanto ágil y receptiva, en el que estoy seguro podremos contar con el apoyo y consejo de quienes desde hace años seguís la investigación abierta que suponen los pliegos, las conversaciones, los documentos y notas y la presencia en la red de SCALAE. Confío en que el esfuerzo de los próximos meses no agotará nuestras posibilidades personales, pero también soy consciente de que de algún modo será necesario -al menos para los próximos tres meses- una ligera reorganización de nuestro equipo editorial que posiblemente afecte los ritmos de producción documental, y que espero podáis entender y aceptar.

Os agradezco las cartas y mensajes recibidos, tan afectuosos y alentadores, me encantará -si entra en vuestas posiblidades- poder saludaros en el encuentro que hemos planteado para la tarde del viernes 11 de septiembre en la Intermodal Zaragoza-Delicias, como metáfora real de la propuesta relacional y de colaboración de la ETSAZ USJ y, también, de nuestro mundillo SCALAE.

Ese viernes, en una sala especial que se ha preparado como Aula Taller de la ETSAZ USJ en la estación zaragozana del AVE, planeamos saber y debatir sobre si nuestras ciudades son hoy, de modo natural, convencional, escuelas de arquitectura y, para el caso de que no lo sean o lo sean escasamente, qué tiene sentido hacer, desde las escuelas, los arquitectos y los estudiantes de arquitectura para que la arquitectura tenga nombre, sea comprensible y forme parte del conocimiento de nuestros conciudadanos. En Zaragoza han habido experiencias muy recientes e intensas sobre este punto y tanto Madrid como Barcelona acumulan una gran tradición y reinvención de la que darán cuenta los Ecosistema Urbano y los BOPBAA. Participarán en el encuentro los responsables de las escuelas de arquitectura de la Universidad Europea de Madrid y de la Universitat Internacional de Catalunya, junto con nosotros de la Universidad San Jorge, además de una extensa nómina de arquitectos de oficio de la generación última zaragozana, que incluye al propio Santiago Carroquino, Francisco Lacruz, Sebastián Cerrejón, Angel Comeras, Jaime Magén, Nuria Mas, José Javier Gallardo, Alejandro Sanfelipe, Guzmán de Yarza, Ignacio Grávalos o Gerardo Molpeceres... sumados a las sorpresas y espontaneidades zaragozanas, nacionales e internacionales que esperamos.


Asi que,... os esperamos en Zaragoza a quienes os animéis y podáis compartir ese encuentro tan especial. Entretanto espero comprendáis y disculpéis la necesidad de dirigirme a vosotr@s desde este editorial y, bueno, os deseamos lo mejor -que hay lío- hasta reencontrarnos aquí, en el próximo editorial o en el próximo podcast. Seguimos...

Félix Arranz
Arquitecto y editor de SCALAE
Director de la ETSAZ USJ

Fuente: Scalae

Ref. scalae.net

Publicado por Félix Arranz , 06 de septiembre de 2009 13:42

Ciudad: Zaragoza

Agentes: Félix Arranz

Palabras clave: ETSAZ USJ
Imprimir Enviar
Comentarios Añade tu comentario
  • beatriz Ruiz dice... 06 de septiembre de 2009 17:29

    Muchas felicidades.
    Un buen inicio con un buen acierto para la ETSAZ.