Felipe Artengo y José María Rodríguez-Pastrana, AMP arquitectos, han ganado un concurso para el diseño de un edificio público multifuncional en el país árabe.
7 de agosto de 2011

Los diseños arquitectónicos canarios se expanden por todo el mundo. Países como Arabia Saudí, Taiwán o Polonia albergarán edificios que llevan el sello de aquellos profesionales que han tenido que apostar por los concursos internacionales. 
 
Uno de los primeros que amplío sus miras a otros países fue Fernando Menis, quien llegó a ganar uno de los premios del Festival Mundial de Arquitectura gracias al proyecto del palacio de Música Jordánek, en Polonia. Los arquitectos tinerfeños Antonio Corona y Arsenio Pérez Amaral, integrantes del equipo internacional Made In, son otro de los exponentes de la proyección exterior de los arquitectos isleños. Ambos diseñan la futura Ciudad de la Música de Taiwán tras ganar el pasado mes de enero el concurso para la construcción de este ambicioso complejo cultural asiático, situado en la Bahía del Río Amor.
 
El estudio chicharrero AMP arquitectos, formado por Felipe Artengo y José Mª Rodríguez-Pastrana, es el último ejemplo. Acaba de ganar un concurso para el diseño de un edificio público de correos, policía, bomberos y centro de control y administración en Riyadh, Arabia Saudí. La propuesta está llamada a convertirse, además, en una referencia al dar un valor primordial a la sostenibilidad. Gracias a sus líneas, las altas temperaturas de Riyadh podrán ser controladas a través de las fachadas y un gran patio ajardinado exterior que permitirá la ventilación y la iluminación natural.
 
Más de 12.000 metros2. Este es el tamaño del edificio, que poseerá un carácter gubernamental, institucional y comunitario, y que resuelve el programa multifuncional de correos, policía, bomberos y centro de control y administración del KAFD (King Abdulah Financial District), en Riyadh, Arabia Saudí. Este Proyecto es promovido por RIC Riyahda Investment Company, una empresa que desarrolla la totalidad del proyecto del citado Distrito Financiero de la Capital Saudí, cuyo masterplan a su vez ha sido elaborado por la firma de arquitectos holandeses Hening & Larsen.
 
Los arquitectos plantean una propuesta que concibe un edificio en el que se da un valor primordial a la sostenibilidad, determinando un icono arquitectónico para un lugar tan significativo. Las altas temperaturas de Riyadh serán atemperadas a través de las fachadas y de un gran patio ajardinado exterior que permitirá ventilación e iluminación natural. La propuesta distribuye de manera coherente y racional los diferentes usos del programa, unos parámetros que, junto con la propuesta unitaria y contundente de un volumen de gran valor tectónico y formal, en relación con el espectacular paisaje de Riyadh, fue un elemento altamente valorado por el jurado. "El edificio incorpora soluciones constructivas y tecnológicas orientadas a la sostenibilidad". "Aprovecha la radiación solar para generar energía fotovoltaica y autoabastecerse. Además dispone de un gran patio central ajardinado con láminas de agua y palmeras que reinterpreta los sistemas tradicionales y proporciona ventilación e iluminación natural".
 
AMP realiza una arquitectura que incorpora de manera elocuente las dimensiones simbólicas de cada lugar. En Riad "el edificio incorpora aspectos de la cultura saudí con sistemas constructivos y escalares nuevos, tales como una torre de ventilación y un dispositivo que evoca la protección que ofrece la jaima frente a la fuerte radiación solar". La intensidad de la luz es otro de los aspectos distintivos del lugar, "todo está cubierto de paneles de vídrio traslúcido, unos más oscuros que otros. Los paneles solares, de sílice fotovoltaico, dan un efecto de cristales con persianas. Y la percepción de la fachada variará según el punto de observación, de tal modo de que desde unos lugares no podrá verse nada del interior y desde otros sí".
 
En la trayectoria de este equipo, se incluyen otras obras como la construcción de la piscina flotante en el Río Spree de Berlín, el Centro Insular de Atletismo de Tenerife, que fue incluido en la exposición On-Site, celebrada en 2007 en el MoMA de Nueva York o las Infraestructuras para el Ocio y el Baño en la isla de Certosa, representadas en el pabellón italiano de la Bienal Internacional de Arquitectura de Venecia de 2010.
 
El haber ganado este proyecto, supone el mayor espaldarazo internacional para un estudio que viene mostrando una importante proyección fuera del Archipiélago, con obras en Berlín y Venecia, entre otros lugares."Un estudio de reconocido prestigio nos recomendó a los árabes como arquitectos importantes en Europa", recuerda José María Rodríguez-Pastrana. Como consecuencia, Rodríguez-Pastrana y Felipe Artengo, integrantes de AMP, fueron invitados a participar en tres concursos en Arabia Saudí, de los que el más importante es el que ganaron.
 
Este premio supone, en palabras de Rodríguez-Pastrana, "un espaldarazo muy importante a nuestra trayectoria profesional. Habíamos realizado cosas fuera, en sitios como Berlín o Venecia, donde hicimos una zona de ocio, pero nunca habíamos ganado un premio como este a nivel internacional y puede ser el inicio de un trabajo importante. Esperemos que nos abra muchas expectativas fuera,", dijo.
 
ref: La Opinión de Tenerife [laopinion.es]
 
País: Arabia Saudí
Ciudad: Riyadh
Agentes: AMP Arquitectos
Agentes: Felipe Artengo
Agentes: José María Rodríguez-Pastrana
Agentes: Fernando Menis
Edificios: palacio de Música Jordánek
Agentes: Antonio Corona
Agentes: Arsenio Pérez Amaral
Edificios: Ciudad de la Música de Taiwán
Agentes: Riyahda Investment Company
Edificios: Centro Insular de Atletismo de Tenerife
Edificios: Infraestructuras para el Ocio y el Baño en la isla de Certosa