NOTICIAS

Urbanismo26 de abril de 2011

El parque Madrid Río ya está totalmente abierto

El proyecto ha sido redactado por un equipo formado por los estudios madrileños Burgos & Garrido, Porras & La Casta y Rubio & Álvarez-Sala, con la colaboración del estudio holandés de paisajismo West-8

Las obras del parque Madrid Río han concluido y, desde el pasado 15 de abril, todos los ciudadanos pueden disfrutar de sus propuestas para el ocio, la cultura, el deporte o el paseo. Quedan así abiertos todos los espacios verdes que estaban pendientes, y los puentes y pasarelas que estaban cerrados o que aún tenían algunas restricciones.

Con la puesta en servicio de estos ámbitos, Madrid tienen a su disposición un parque de 1.210.881 metros cuadrados y 40.771 metros cuadrados de instalaciones deportivas en los que se ubican 33 pistas para diversas modalidades. Hay 17 zonas de juegos infantiles y 3 de actividades saludables para los mayores. Un ámbito conectado por 33 pasos que enlazan ambas riberas a lo largo de siete distritos.

En 2004 empezó la transformación de toda la zona con la construcción de los polémicos túneles de la M-30. Arquitectos y urbanistas coinciden en que el gran error comenzó en los años setenta con la construcción de la autovía por encima del río. Y que ahora se ha reparado con un gran parque ya terminado (solo quedan pendientes un pabellón de remo, un edificio de oficinas de mantenimiento y un almacén multiuso) que se puede disfrutar de muchas formas.

El proyecto, conecta la capital con el exterior con un eje norte sur que sigue el cauce del Manzanares. En los extremos, dos grandes parques históricos, El Pardo y el Jarama. El proyecto también acerca a la ciudad la Casa de Campo. Desde ahí se puede ir en bici o andando hasta el otro extremo, la Caja Mágica, sin tropezarse con un coche. En declaraciones de Burgos y Garrido para El País afirman que "no hemos inventado nada, solo hemos prolongado algo que ya existía". Los arquitectos Burgos y Garrido, asociados con los estudios Porras & La Casta, Rubio & Álvarez-Sola y Wets 8, son los autores del proyecto.

En el reportaje de El mundo los arquitectos afirman que "El objetivo que se impuso su equipo, en el que han trabajado alrededor de 70 personas, era inundar de naturaleza los siete kilómetros que discurren siguiendo el cauce fluvial" para que "todo el norte y el sur pudieran entrar en la ciudad".

Fue una tarea compleja recrear un sinuoso entorno natural de árboles, presas y senderos sobre las planchas de los túneles y el sinfín de salidas de emergencia, canalizaciones, instalaciones eléctricas y torres de ventilación con las que el proyecto tuvo que "negociar”. "Era como decorar un desierto enorme de dunas grises, con salientes y vaguadas a pocos metros de distancia que dependían de a qué altura pasara por debajo el túnel o en qué cota emergiesen los ‘obstáculos’ derivados de la construcción subterránea".

"La dificultad mayor es lo que ahora no se ve. Todo está hecho encima de una construcción formidable que ha generado una topografía con la que hemos tenido que negociar para que tenga la naturalidad que buscábamos", precisa Garrido, que admite que les soprendió imponerse en el concurso a los grandes estudios que se presentaban: "El Ayuntamiento fue muy valiente y para nosotros fue una gran responsabilidad".

"Hicimos muchas pruebas y consultas para encontrar unos materiales y reglas de construcción lo suficientemente flexibles para acoplarse a muchas circunstancias diferentes pero que tuvieran un grado de unidad, para que se viera como un gran parque". Se apostó por el granito, el mismo que puebla La Pedriza, como elemento integrador -"es un material muy flexible"-, y por una gran densidad de arbolado.

Una de las grandes operaciones ha sido la renovación de todas las aceras y calles de la primera línea del río. Ambas márgenes, construidas con estándares de baja calidad y dañadas por el efecto de la M-30, fueron totalmente renovadas. Además, se urbanizaron caminos, pretiles, bordes y revestimientos, utilizando ese granito "de manera masiva para que no hubiera un repertorio de materiales diferentes".

A lo largo de la zona remodelada hay ahora 32 puentes y pasarelas, incluidas las nueve presas. Por un  lado, está la canalización que se construyó en los años cincuenta, de estilo herreriano, "bastante bien hecha", según los arquitectos, aunque fue necesario demolerla en parte por su deterioro. Por otra parte, todos los puentes que cruzan el río: el de Andalucía, el de Praga y el de San Isidro, a los que se ha  reformado, se ha mejorado las barandillas, ensanchado sus aceras y añadido los carriles-bici. Además, se han restaurado dos puentes históricos: el de Segovia y el de Toledo y se ha recuperado el del Rey, exclusivamente para peatones y ciclistas.

También se han construido varios nuevos puentes, entre los que destaca el Puente de la Arganzuela, diseñado por Dominique Perrault, que es un puente elevado (para evitar pasar por el medio del parque), dividido en dos brazos que suman 278m. de longitud y que confluyen sobre una plaza-mirador ubicada en el Parque de la Arganzuela, en un cruce de distintos caminos. También hay que mencionar el que cruza la Casa de Campo, al norte, y el que conecta con la Caja Mágica, al sur. Por último, se apostó por una complicada intervención en los puentes cáscara o gemelos, frente a Matadero, que han sido decorados por Daniel Canogar. El artista ha creado mosaicos sobre una superficie de 240 metros cuadrados, por lo que ha sido necesario utilizar 80 millones de teselas de distintos colores.

Las fuentes, o mejor, el agua, es un elemento esencial en Madrid Río. Se han construido algunas y otras se han aprovechado.En total hay 24, en cuatro zonas. El elemento más significativo, las tres playas en el nuevo parque de Arganzuela: un juego de agua con tres óvalos de 500 metros de largo, que no permite el baño (son piletas que tendrán una lámina de agua de solo tres centímetros de profundidad), pero sí refrescarse con chorros de agua y nubes de agua vaporizada. Otras fuentes se reparten por el parque de Arganzuela, en el puente de Segovia y en Virgen del Puerto, o la lavandería de Madrid, donde se han añadido cuatro instalaciones con agua para recrear los antiguos lavaderos donde bajaban las madrileñas a hacer la colada.

Se puede descargar este pdf alojado en la web del ayuntamiento de Madrid para ver un plano del parque en el que aparecen señalados los equipamientos deportivos y culturales y el resto de elementos de este nuevo espacio urbano.

La información del mapa está dividida en los siguientes apartados:

  • Espacios de Ocio, donde aparecen los juegos infantiles, las explanadas para eventos culturales, el Centro de Interpretación del Manzanares y la playa urbana.
  • Miradores, donde se localizan los de San Vicente, Huerta de la Partida, puente de Segovia, puente de Arganzuela y el mirador del Sur, en la conexión con el parque Lineal.
  • Espacios Deportivos, donde aparece el itinerario ciclista, los circuitos biosaludables, las pistas deportivas, la escuela de escalada y el futuro embarcadero para práctica de remo.
  • Nuevos Iconos, donde se destacan los puentes novedosos del río: el puente oblicuo, la pasarela en forma de Y, las pasarelas lámina de Matadero y el puente monumental de Arganzuela.
  • Conjunto Histórico, en el que aparece la puerta y el puente del Rey, la ermita de la Virgen del Puerto, los puentes de Toledo y Segovia, el contenedor cultural de Matadero y el invernadero de Arganzuela.
  • Espacios Verdes, donde se localiza el Salón de Pinos, los jardines de Aniceto Marinas, del puente de Segovia y del de Toledo, el gran parque de la Arganzuela, la Huerta de la Partida y el parque de la Virgen del Puerto. 

Enlaces a las noticias publicadas por la prensa española:

 

Fuente: Scalae

Ref. scalae.net

Publicado por Sergio Martínez , 26 de abril de 2011 23:43

País: España

Ciudad: Madrid

Agentes: Burgos&Garrido, Porras&La Casta, Rubio&Álvarez-Sala, west-8, Daniel Canogar

Edificios: Parque de la Arganzuela, Madrid Río

Palabras clave: parque, paisajismo
Imprimir Enviar
Añade tu comentario