On_A, la arquitectura como afición
17 de noviembre de 2008

Eduard Gutiérrez Munné y Jordi Fernández Río fueron juntos al instituto Xaloc y luego siguieron con la carrera de Arquitectura. Mientras uno aprendía en Francia, se instalaba temporalmente en A Coruña y más tarde en Londres, el otro fraguaba contactos en su territorio natal. Finalmente la oportunidad tomó forma de Lounge Bar y, simplemente, les comprometió en un espacio y en un futuro profesional compartido. Años después y pasado mucho esfuerzo y dedicación, estos jóvenes arquitectos, que hasta ahora se han tomado la arquitectura como una afición (prioritaria), nos cuentan cómo aprenden a delegar, a comunicar ideas, a transferir pensamientos. Hablan de las dificultades y beneficios de aprender a trabajar en grupo y enseñar a quienes quieren ayudarte a ser equipo.