NOTICIAS

Cultura01 de junio de 2010

El Instituto Municipal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Barcelona arrasa los jardines de can Framis

Jordi Badia

Jordi Badia
Ficha | Web

El complejo de can Framis está formado por el museo de can Framis y los jardines que lo rodean, diseñados por Jordi Badia, Jordi Framis y Martí Franch, y fueron galardonados con el Premio Ciutat de Barcelona el año 2009.

 Los jardines fueron bellamente descritos en la memoria del proyecto como sigue:

 
Un mar de hiedra que cubre un gran número de bulbos de flores que explotan en una sinfonía de colores que acompaña el museo. Los bulbos florecen en un estudiado pentagrama monocolor en función de la época del año (la semana de las flores blancas, la semana roja, la azul, la violeta, etc…)
Un jardín premeditadamente antiguo, donde la vegetación será la protagonista más que el gesto. Un espacio natural, entendido como un pedazo de naturaleza en medio de la ciudad, en claro contraste formal con el entorno. Un aspecto despeinado, poco dibujado, con caminos estrechos y tortuosos, con un mobiliario urbano metálico verde que nos recuerda el pasado,  con un cierto aire melancólico, a tono con el edificio. 
El jardín, ligeramente deprimido respecto a la ciudad, con dunas (olas) que lo ocultan desde la calle, se convierte por su volumen de vegetación (hiedra, herbáceas, flores y árboles) en un oasis de silencio y tranquilidad… es como estar en medio de un bosque. 
Un visitante despistado creerá que el jardín siempre estuvo allí, acompañando a Can Framis.
 
El museo de can Framis rehabilita una antigua fábrica del Poble Nou barcelonés, de existencia previa a la urbanización de la trama de calles que actualmente sirve al lugar. A causa de esto queda deprimido respecto del nivel de la calle. Los jardines se diseñaron como pieza de enganche del museo a la calle. Tal y como está descrito en la memoria del proyecto, se diseñaron asimismo con la voluntad de que tuviesen un aspecto tan atemporal, clásico y tranquilo como el propio museo. 
Las dos partes del proyecto (el jardín y el museo) estaban íntimamente relacionadas, macladas gracias a los cuerpos en voladizo del edificio y a los patios que introducen la vegetación y el espacio exterior hasta los interiores. 
Los jardines se diseñaron mutables en el tiempo frente al aspecto más sobrio y adusto del museo, con flores que salían de plantas casi invisibles sepultadas en un tapiz de hiedra que servía de base, de la que salían diversas especies de árboles autóctonas. 
 
A parte del Premio Ciutat de Barcelona recibieron también el Premio Nacional de Patrimonio Cultural de la Generalitat de Catalunya, un accésit en el Premio Bonaplata y una nominación al Premio de Arquitectura Española, quedando finalistas en el premio Catalunya Construcció, todo esto sólo en 2009. En 2010, los jardines específicamente quedaron finalistas en el Public Space European Prize. Actualmente optan al Premio Lamp 2010 de Iluminación Exterior Arquitectónica y al sexto Premio Europeo de Paisaje Rosa Barba. 
Todos estos reconocimientos refuerzan la calidad de un espacio que, para quien tuvo la fortuna de conocerlo, necesitaba poca presentación. 
 
El Instituto Municipal de Parques y Jardines, que tenía contratado el mantenimiento del lugar sin ser su propietario, declaró que les era más fácil mantener césped que la hiedra y los bulbos existentes, de modo que decidieron arrasar lo existente para convertir el espacio en lo que Jordi Badía ha definido como un “campo de Golf”. Esta decisión tiene una derivada económica obvia, porque se va a construir el jardín dos veces: la primera fue arrasada el pasado jueves. Ahora se debe volver a plantar todo el complejo al margen del proyecto y de los deseos del arquitecto y de la propiedad.

Fuente: Scalae

Ref. BAAS

Publicado por Jaume Prat , 01 de junio de 2010 9:00

País: España

Ciudad: Barcelona

Agentes: Jordi Badia, Jordi Framis, Martí Franch

Edificios: Can Framis

Autoría de la imagen: BAAS + Pedro Pegenaute

Palabras clave: paisajismo, jardines, derribo
Imprimir Enviar
Comentarios Añade tu comentario
  • CCOO PARCS I JARDINS dice... 04 de junio de 2010 13:52




    EL PATRIMONIO VERDE DE BARCELONA EN PELIGRO
    Ante las informaciones y opiniones aparecidas durante los últimos días en diversos medios de comunicación sobre el arranque de gran parte de la vegetación del jardín de Can Framis, por parte de trabajadores del Institut Municipal de Parcs i Jardins, Comisiones Obreras de Parcs i Jardins expresamos nuestro estupor por el hecho en sí y también por el tratamiento informativo que atribuye a los operarios de Parcs la responsabilidad de este acto, en lugar de atribuírsela a los máximos responsables de l’Institut Municipal de Parcs i Jardins. ¿Desde cuándo los operarios deciden las modificaciones o los trabajos a realizar en un parque?

    Sí, nos hemos quedado estupefactos por la orden de arrancar la masa vegetal del jardín de reciente creación, que optaba como finalista al premio europeo de paisajismo Rosa Barbà. Y todavía nos hemos asombrado más al conocer los argumentos que la Dirección de Parcs i Jardins ha dado a los medios de comunicación para justificar la destrucción del jardín: “se recepcionó en muy mal estado de conservación”, “lleno de malas hierbas”, “con una vegetación inadecuada” “el Ayuntamiento de Barcelona no pude mantener tantos jardines singulares”…

    Tales manifestaciones desautorizan a quien las hace porque dejan en evidencia el poco conocimiento que tienen del oficio de jardinería, y lo que es peor, no se preocupan por tenerlo. Lo único que les importa a la hora de gestionar el servicio son los indicadores numéricos y no la calidad del servicio prestado. Entendemos que se han podido dar graves negligencias si es cierto que se ha recepcionado un parque en tan mal estado, pese a costar más de un millón de euros. El Acta de Recepción, a la que no tenemos acceso, aclararía bastante si la negligencia es de la empresa constructora, ACSA o de los responsables de Parcs i Jardins.

    Lamentablemente, la desastrosa actuación en el jardín de Can Framis no es un hecho aislado. CCOO, ha denunciado en reiteradas ocasiones el deficiente mantenimiento que recibe en la actualidad el verde público de la ciudad de Barcelona, debido a la falta de recursos humanos y materiales. Un ejemplo de ello es el Parc Central del Poblenou, otro “parque singular” también recientemente recepcionado y al que esperamos que no le apliquen la teoría de Can Framis, donde la brigada encargada de su mantenimiento compuesta por 5 personas, cantidad insuficiente para mantener en condiciones el parque, se ha formado restando personal de otras brigadas de la zona.

    Desde hace años, la política que siguen los responsables de Parcs i Jardins es dejar que las zonas verdes se degraden, por falta de mantenimiento, y al cabo de un tiempo encargar su remodelación a una empresa privada, para lo cual le destinan una gran inversión económica. Y vuelta a empezar. Lo importante es dar beneficios a las empresas privadas a costa del erario público y hacerse de nuevo la foto de inauguración.

    Sin contratos de verano

    Esta degradación aumentará más al persistir la Dirección de Parcs i Jardins en su idea de no contratar personal de jardinería para realizar las suplencias de este verano. En años anteriores, la Dirección del Instituto venía realizando una media de 70 a 80 contratos de verano, insuficientes para las necesidades reales de mantenimiento, pero que ante la contratación de este año, 9 peones, era incluso “generosa”. Los jardineros y jardineras de Barcelona consideramos que esta decisión supone una grave negligencia en la gestión del verde de la ciudad. La sección sindical de CCOO mantenemos que la no contratación de personal para el periodo estival supondrá una mayor degradación del Servicio Público Municipal, con el consiguiente aumento de las quejas ciudadanas por el mal mantenimiento y una "justificación" a la privatización del servicio público y a las posteriores inversiones millonarias para la remodelación y la recuperación de parques degradados.

    Entendemos el cabreo que puedan tener los diseñadores del Jardín de Can Framis pero que no se lo tomen como algo personal. Esto es una consecuencia más de la nefasta política de mantenimiento del verde de Barcelona que venimos sufriendo desde hace años y que hemos denunciado reiteradamente desde CCOO de Parcs i Jardins y desde el Comité de Empresa.



    Divendres 4 de juny del 2010 El Punt
    Preocupació dels veïns del Poblenou de Barcelona pel manteniment del parc Central
    El cas de Can Framis ha despertat l'alerta entre els veïns
    03/06/10 02:00 - Barcelona - CLARA RIBAS

    El manteniment del parc Central del Poblenou ha passat a ser recentment responsabilitat de Parcs i Jardins, ja que l'empresa que el feia l'ha traspassat dos anys després de la seva inauguració. El cas dels jardins de Can Framis, on Parcs i Jardins ha arrencat la vegetació que hi havia per motius econòmics, ha despertat les alarmes de sindicats i veïns.

    Veïns passejant pell Parc Central del Poblenou, ahir.
    Foto: ORIOL DURAN.

    «Lamentablement, la desastrosa actuació al jardí de Can Framis no és un fet aïllat», afirma el sindicat CCOO en un comunicat emès ahir, en el qual denuncia el «deficient manteniment» que considera que reben actualment les zones verdes públiques a Barcelona. CCOO posa com a exemple d'aquesta situació el parc Central del Poblenou, el qual ha estat recentment traspassat a Parcs i Jardins per Bagursa i sobre el qual el sindicat alerta de possibles canvis en el manteniment: «Esperem que no hi apliquin la teoria de Can Framis.» Les mateixes fonts sindicals recorden que la brigada encarregada del manteniment d'aquesta zona verda està formada per cinc persones, una quantitat que consideren «insuficient per mantenir en condicions el parc, i que s'ha format restant personal d'altres brigades de la zona».
    La preocupació sobre el futur del manteniment d'aquesta zona verda, la comparteixen els veïns del Poblenou, que sempre han mostrat els seus dubtes sobre la manera com es mantindrà l'alt cost que suposa la conservació de la vegetació del parc de Jean Nouvel. Així ho explica Joan Maria Soler, integrant de la comissió del parc Central des que es va crear, i que assegura que el parc és «molt car de mantenir». Aquesta asseveració, que és una de les raons donades per Parcs i Jardins per eliminar la vegetació que entapissava Can Framis, és el principal motiu pel qual els veïns expressen la seva preocupació: «Jean Nouvel va dissenyar unes formes determinades per a la vegetació, com els plàtans en forma de túnel, que requereixen molta poda i una cura constant», explica Soler, que afegeix que les actuacions al parc requereixen també molta maquinària, perquè moltes d'aquestes s'han de fer en altura. Per tots aquests factors Soler ha reclamat que des de l'Ajuntament es continuïn fent les cures que s'han dut a terme fins ara: «Que siguin coherents amb el que van acceptar, perquè, si no, d'aquí a un any ja veurem en quina situació està la vegetació», adverteix.