NOTICIAS

29 de mayo de 2016

Fiesta y León de Oro para la arquitectura mostrada en el pabellón de España

...y por extensión de todas las arquitecturas de raíz hispánica que han coincidido en la Biennale: unfinished, aftermath, invitados en el pabellón central, arsenal, y una miríada de arquitectos españoles presentes en los créditos vistos en Venecia...

(scalae)

El exquisito trabajo curatorial de "unfinished.es", la propuesta de los comisarios Carlos Quintans e Iñaki Carnicero para el pabellón oficial de España en la XV Mostra de Arquitectura de la Biennale di Venezia, ha dado el soporte cómplice, suficiente y necesario -a la par que emocionante- para que sea posible pensar que, en el fondo, ha sido la generación actual de arquitectos y con ella la arquitectura española en su conjunto quienes han resultado premiados con el León de Oro en la Biennale. De hecho la justificación del jurado así lo indica: "per l’accurata selezione di architetti emergenti il cui lavoro dimostra come l’impegno e la creatività possano superare i limiti materiali e di contesto".

Un jurado en esta ocasión integrado por Hashim Sarkis (Presidente, Libano, USA), Pippo Ciorra (Italia), Sergio Fajardo (Colombia), Marisa Moreira Salles (Brasi) y Karen Stein (USA).

Siendo justos, y es argumento que antaño ya se defendió en estos bits y páginas, la generación premiada no lo es tanto por juventud ni por emergente, sino por el coraje de asumirse como anónima y de servicio, abundante en la defensa de lo necesario, sin renunciar un ápice a la oferta personal y profesional de ilusión, oficio y proximidad. Basta un repaso a la lista de arquitectos y obras (en un arco temporal que abarca diez años) incluidos en "unfinished.es" para reconocer nombres de autores prestigiados por premios, galardones y reconocimientos de trayectorias de mas de veinte y treinta años, en mezcla perfecta con profesionales de "edad media" o que tan apenas están en los primeros años de su actividad. No es asunto de edad, definitivamente, ni de nombres.

Dice bien, alto y claro Pachi Mangado, coordinador general para las bienales española, iberoamericana y participación en la veneciana, cuando interpreta y brinda la situación: "El León de oro al pabellón de España en la Bienal de Venecia es un premio a los arquitectos de nuestro país. No hay que olvidarse de ello. A los que han participado en él, a los que presentaron sus obras, a los que no lo hicieron pero pelean cada día para transformar la cruda realidad en un plus arquitectónico donde se pueda estar mejor". Y añade el sabio Carlos Bento, desde el litoral levantino: "Este premio es un respaldo a todos los arquitectos que en las actuales circunstancias han sabido hacer de la necesidad virtud mostrando nuevos enfoques de nuestro papel en la sociedad para resolver los problemas de las personas de forma razonable y a coste razonable."

Pero el Pabellón de España no es algo aislado, en Venecia no estaba solo. Son mas los indicios de que en en la XV Mostra veneciana se ha señalado la calidad de una esforzadísima legión española, de las gentes que conviven en España. De entrada, en el plano de los reconocimientos individuales, está la invitación del comisario general de la Mostra, el chileno Alejandro Aravena, a un número importante de oficinas y profesionales españoles a exponer en el pabellón central y en el Arsenale: Paco Alonso, Barrozzi & Veiga, Enric Batlle & Joan Roig, Cadaval & Solà-Morales, Antón García Abril, Toni Gironés, José María Sánchez García y Xavier Vendrell.

Curiosamente, "unfinished aftermath...", consecuencias no terminadas, cierra un círculo espontáneo que termina siendo la frase que une los títulos de la exposición oficial española con la exposición promovida por el Institut Ramon Llull "Aftermath_Catañonia in Venize", donde los comisarios Jaume Prat Ortells, Jelena Prokopljević e Isaki Lacuesta, ofrecen de una manera que convoca directamente las emociones, la demostración positiva de la tesis compartida al centrarse en las consecuencias de la arquitectura poniendo el foco en las vivencias y experiencias de los habitantes, de las personas.

Pero hay mas: basta observar el detalle de los créditos de las situaciones, obras y proyectos vistos en Venecia en las exposiciones nacionales o de autores de los Giardinni, Arsenale y en las iniciativas de los eventi colaterali para percibir que una pléyade reconocible de apellidos de, ahora si, jóvenes arquitectos gallegos, castellanos, andaluces, vascos, navarros, aragoneses, valencianos, extremeños, riojanos, asturianos, baleares, canarios, catalanes... españoles, en suma, inisiste en estar presente en gran parte de lo expuesto en la convocatoria de la muestra veneciama.

Sin duda, entonces: merecido y bien ganado premio a una manera esforzada, comprometida, sincera, de ser, y a su relato comprensible... ¡bravo por la arquitectura hecha, para las personas y su memoria, desde el oficio, del sentido común y del placer, lujos tradicionamente ibéricos, mediterráneos y muy, muy... genuinamente españoles cuando la templada gestión del orgullo deja ver el bosque y también los árboles!.

Enhorabuena a todas aquellas personas que desde la formación, la profesión y la industria colaboran en la utopía colectiva y solidaria de una arquitectura comprometida y ven, ahora en la celebración veneciana, reconocido ese vital matiz de su esfuerzo y trabajo, sea sordo o sonoro. Enhorabuena a los comisarios y arquitectos que con sus exposiciones y obras han sabido ofrecer con claridad el ejemplo de lo próximo, hilar sin ruido el relato de lo necesario. No es poco y bien merecía un león dorado, sin desmerecer tantas otras gentes y esfuerzos que... igualmente son acreedores del reconocimiento. Ese león, de algún modo, es de todas esas personas.

 ...desde aquí, también, el agradecimiento a la iniciativa de las industrias FIGUERAS, LAMP, CRICURSA y COSENTiNO que con Estrella Galicia ofrecieron el soporte para un encuentro celebrativo/fiesta en el que mas de 600 personas -en su mayoría arquitectos con trabajos expuestos en la Biennale en el pabellón español y en las iniciativas paralelas- se dieron cita en el Istituto Naviero Venier, tan apenas horas antes de conocer la concesión por el jurado de la XV Mostra de Arquitectura de la Biennale di Venezia del León de Oro al Pabellón de España.

Fuente: Scalae

Ref. scalae.net

Publicado por Scalae , 29 de mayo de 2016 19:46

Palabras clave: Bienal de Venecia
Imprimir Enviar
Añade tu comentario