NOTICIAS

Premios21 de septiembre de 2009

Las viviendas Hydros de Basilio Tobías y el Espacio Lineal de ACXT galardonados con los Premios Ricardo Magdalena de Arquitectura

Basilio Tobías

Basilio Tobías
Ficha | Web

Dos proyectos que contribuyen a potenciar la dignidad del río Ebro a su paso por Zaragoza reciben ex-aequo el Trofeo Ricardo Magdalena

La Cátedra Ricardo Magdalena de la Institución Fernando el Católico (IFC) de la Diputación de Zaragoza y dirigida por José Laborda Yneva, ha dado a conocer el resultado del Trofeo Ricardo Magdalena de Arquitectura 2009 para distinguir a aquellos edificios cuyo interés general resulte especialmente relevante.

El jurado del premio Ricardo Magdalena de Arquitectura acordó reconocer ex aequo y por unanimidad en su XXX edición dos obras que "contribuyen a potenciar la dignidad del paso del río Ebro en Zaragoza"; El edificio Hydros en la Avenida Ranillas, obra del arquitecto Basilio Tobías Pintre y el Espacio Lineal en la margen derecha urbana del Ebro a la altura de los barrios de Las Tenerías y Las Fuentes, de la oficina  ACXT Arquitectos en Zaragoza  a cargo de los arquitectos Antonio Lorén Collado, Eduardo Aragüés Rioja y Raimundo Bambó Naya.

También por unanimidad se otorgó un accésit "a la dignidad de la composición, la propuesta y la ejecución", demostradas en la adecuación de la parcela para taller-estudio del pintor Eduardo Cebollada, en el municipio de Biel (Zaragoza), obra del arquitecto Fernando Artacho Sánchez.

El jurado refrendó asimismo la propuesta de concesión del diploma al Mérito en la Arquitectura a Francisco Pérez Arbués, como reconocimiento "a su trabajo profesional, a lo largo de más de cincuenta años, y a su meritoria y continua dedicación al Colegio de Arquitectos de Aragón".

El jurado del trofeo estuvo formado por Guillermo Fatás Cabeza, catedrático del Área de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza, Miguel Ángel Castillón Olleta, secretario del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón (COAA) y José Laborda Yneva, director de la cátedra de Arquitectura de la IFC.

EDIFICIO DE 112 VIVIENDAS EXPO 2008

Del edificio de Basilio Tobías, el jurado destacó "la solvencia de su encuentro con la ciudad, con el río y con el uso residencial".

Las dos alas que componen el edificio recogen las dos directrices dominantes que la propia geometría de la parcela apoya. Esto hace que la “L” abierta que constituye la planta se oriente decididamente hacia el sur, hacia los amplios espacios que delimitan la Avenida de Ranillas, contando con vistas hacia el río y la fachada norte de la ciudad histórica, contribuyendo a completar una parte inacabada de la ciudad.

La configuración formal del edificio procede de la interrelación existente entre el trazado general y el sistema constructivo que define la envolvente, constituida por paramentos revestidos con paneles cerámicos de gran formato que adquieren un mayor protagonismo en los diferentes testeros, en los que el giro de las viviendas adyacentes permite disponer grandes huecos, dotados de paneles de protección solar.

INTERVENCIÓN EN LA RIBERA DEL EBRO

En cuanto a la intervención de Antonio Lorén, Eduardo Aragüés y Raimundo Bambó, el acta del premio resalta "las gratas y eficaces conexiones que plantea la actuación" en esa zona de la ribera del Ebro.

La actuación se enmarca dentro de un espíritu de servicio a la comunidad. Sus objetivos se centran en mejorar la accesibilidad de la ciudad entre los barrios de  Las Tenerías y Las Fuentes, aprovechando la pasarela y su condición de punto de paso obligado, como lugar de encuentro en torno al cual se desarrollan actividades deportivas y de ocio.

La leve curvatura de la línea que dibuja el alzado de la pasarela, permite descubrir las torres del Pilar bajo el sol de poniente, incorporando una nueva vista de interés para la ciudad y propiciando que la pasarela del Huerva se convierta el un lugar para la contemplación paciente del Ebro, el Huerva y el Pilar.

En el libro “Puentes para una exposición, Zaragoza 2008 “D. Miguel Aguiló  define el puente pasarela: “es un tablero mixto arqueado, con tablero en pendiente a ambos lados casi al modo antiguo de “lomo de asno”. Esa forma del tablero, antes común pero ahora inusual, es responsable del fuerte carácter que adquiere el puente, por otra parte resuelto con un lenguaje muy sobrio, con un cajón metálico, losa ligera de hormigón y barandillas bastante leves de cristal”.

Información leída en:

Palabras clave: Ricardo Magdalena
Imprimir Enviar
Añade tu comentario