NOTICIAS

Noticias, Patrimonio, Arquitectura18 de abril de 2011

Arquitectura de León

Desde Gaudí con el Palacio Episcopal, hasta Mansilla y Tuñón con el reconocido MUSAC, pasando por el edificio de correos de Alejandro de la Sota… León muestra sus más valiosas joyas.

Patrimonio histórico o vanguardia. León está lleno de pequeñas y grandes joyas arquitectónicas que conforman un recorrido por la historia y la cultura de la ciudad. Para facilitar un poco este camino, y para que la ciudad no sólo mire al casco histórico, se han colocado unas señales que indican la dirección y en cuanto tiempo llegar a algunos de estos símbolos. Ya no sólo existe el Barrio Húmedo o la zona romántica del Cid, sino que se redescubre un León más moderno y vanguardista.
 
La segunda fase de este proyecto “señalético” da información sobre la tercera ruta de la ciudad “la vanguardista”, edificios como el futuro Palacio de Congresos; el Auditorio, el Museo de Arte Contemporáneo, Musac ; el edificio Goyo; el Museo de León (edificio Pallarés), el edificio de Correos; el antiguo Banco de España o el puente de San Marcos (en este caso como la excepción que confirma la regla). 
  • Palacio de Congresos (de Dominique Perrault, que empezará a construirse en dos meses): El recinto se asentará en la antigua Azucarera de Santa Elvira sobre una superficie útil total de 32.481 m2 y contará con tres edificaciones diferenciadas en el conjunto arquitectónico: el Gran Palais, el Palacio de Exposiciones, y el edificio de usos complementarios denominado Palacín, inaugurado la semana pasada.
  • Auditorio Y MUSAC (ambos de Emilio Tuñón Alvarez y Luis Moreno Mansilla): premio Nacional de Arquitectura 2003 y premio Mies van der Rohe 2007 respectivamente. Estos dos edificios marcan un el arranque arquitectónico de león en el siglo XXI
  • Casa Goyo (de Manuel de Cárdenas en 1920): el edificio con un total de 8 plantas fue encargado por Gregorio Fernández. Se convirtió en el edificio más alto de la ciudad en esos momentos después de la Catedral y en él se puso el primer ascensor de la capital.
  • Museo de León: Desde 2007, el Museo posee dos instalaciones en la ciudad de León: su sede, en el edificio "Pallarés", y su anexo monumental o sede histórica, en el conventual de San Marcos. 
  • Edificio de Correos (Alejandro de la Sota): Situado en las inmediaciones del Jardín de San Francisco, Sota lo diseñó con 68 años, a principio de los años 80 del siglo pasado. De la Sota era funcionario de dicho organismo y el proyecto de León significó para él una forma de volver a ser él mismo.
  • El Banco de España (José Yarnoz): Se construyó en los años 40, después de la guerra, en la que entonces era y es la calle más importante de la ciudad, Ordoño II. 
 
Este proyecto tiene como objetivo «facilitar información direccional de los diferentes puntos de interés, cumpliendo una función transversal: enseña, transmite, orienta y por tanto, multiplica sus valores», explicó Susana Travesí, concejala de Turismo del Ayuntamiento de León. La información de las tres rutas, además de ser visible para el viandante o el turista, estará a disposición de los visitantes en la Oficina Municipal de Turismo.
 
A esta iniciativa, se suma la noticia de que 37 edificios de la ciudad se encuentran en la lista que la Fundación Docomomo crea con las obras de la arquitectura más sobresaliente del siglo XX. Esta fundación nace con el objetivo de estudiar y documentar la arquitectura del siglo XX. Hace cuatro años y en colaboración con la fundación Mies Van der Rohe entre otras instituciones, ponen en marcha  un proyecto para poner en valor edificios singulares, algunos sin protección, y elaboraron el listado de los 6.000 mejores representantes de la arquitectura del siglo pasado. Entre ellos 36 están en la capital leonesa y uno en Astorga (el palacio episcopal, de  Gaudí).
 
Destacan obras como: los teatros Emperador (Manuel de Cárdenas) y Trianón (Javier Sanz), el hotel Oliden (actual Alfonso V), las casas de Roldán (Federico de Ugalde Echevarría), Arce, la Perrona o Ceremonias, la casa neomudéjar de la calle San Agustín, el edificio Pallarés (sede del Museo de León, de Manuel de Cárdenas), la sede de los sindicatos, el sanatorio Otazú, el Edificio universitario de usos mixtos (Belén Martín-Granizo), el viejo casino (oficina del BBVA) y el edificio de Correos (Alejandro de la Sota). Son supervivientes de una especulación causó daños incalculables en una  ciudad, donde espléndidas construcciones se sustituyeron por bloques con más alturas.
 
El proyecto de la Fundación Docomomo no se limita a una mera relación de edificaciones extraordinarias, sino que las labores de registro debían complementarse con una discusión teórica. Desde hace años la fundación organiza seminarios y congresos que abordan temas como los criterios de restauración el patrimonio arquitectónico del siglo XX.

 

Imprimir Enviar
Añade tu comentario